la familia extensa

La familia extensa

Comunicar a la familia que vuestro hijo o hija tiene parálisis cerebral puede ser difícil, por lo que es importante que respeten cómo os podáis estar sintiendo y el tiempo que necesitéis tomaros para dar a conocer esta noticia entre vuestros allegados, de modo que lo podáis hacer cuando os sintáis preparados.

El ritmo lo marcáis vosotros, ya que hay parejas que prefieren estar un tiempo solos para asumir la noticia, y en otros casos prefieren contar con el apoyo de la familia desde el principio.

Es importante la forma en que comuniquéis a vuestra familia y amigos algunos conceptos asociados a la parálisis cerebral, porque no todas las familias reaccionan del mismo modo. Por ello, recogeremos a continuación algunas pinceladas que os pueden servir de guía a la hora de transmitirles el mensaje.

Para los miembros de vuestra familia (abuelos, tíos, sobrinos...) adaptarse a la nueva realidad también resulta complejo en los primeros momentos debido, principalmente, a la falta de información sobre la discapacidad o por no saber cómo acercarse a vosotros.

En este sentido, cuando el niño o niña es pequeño, corresponde a los padres dar pautas a los parientes y amigos cercanos sobre cómo relacionarse con vuestro hijo o hija. Se trataría de que poco a poco, disipéis las posibles dudas que les puedan surgir y ofrezcáis información a los demás sobre lo que podáis necesitar y sobre cómo es vuestro hijo o hija para que puedan acercarse al niño o niña de la forma más natural posible.

Definición de parálisis cerebral: "Si un niño tiene parálisis cerebral significa que parte de su cerebro no trabaja adecuadamente o no se ha desarrollado con normalidad. Esta lesión en el cerebro puede ocurrir antes, durante o después del parto, y debido a varias razones".


Es importante que la familia y amigos puedan actuar en la misma línea que lo hacéis vosotros, sumando esfuerzos de manera coordinada todas las personas del entorno cercano del niño o niña, de modo que vuestro hijo o hija reciba mensajes consistentes sobre su persona y sepan cuál es su lugar en la familia, para que su vida sea lo más normal posible. De este modo también le estamos ayudando a forjar la manera en la que el niño o niña se socializa y aprende, ya sea a través de comportamientos específicos o expresiones sutiles. Cada una de las personas que interactúan con el niño juega un rol importante en la formación de su autoconcepto y confianza.

Parientes y amigos pueden ser grandes aliados y consejeros, cuyo apoyo puede ser fundamental en determinados momentos ya que alejará la soledad y os ayudará en la búsqueda de equilibrio familiar y personal. La opinión de las personas que más nos quieren y que, además, están emocionalmente menos involucradas que nosotros, nos puede ayudar a valorar el rumbo que hemos tomado y las necesidades de nuestro hijo o hija.

Algunas recomendaciones:

  • Respetar el tiempo que necesitéis para comunicar la noticia a la familia.
  • Ofrecer mensajes claros respecto a lo que esperáis del apoyo y la colaboración de vuestros familiares y amigos.
  • Ignorar los mensajes que puedan darnos que no sean constructivos.
  • Animarles a que se relacionen con vuestro hijo o hija, a conocerles, ya que si ampliamos las personas del entorno que pueden aprender a estar con él/ella estaremos ampliando su mundo social y sus posibilidades de aprendizaje.
Close
Close
Close